El médico ya me dijo que tenía que hacer ejercicios para las cervicales como parte de mi rutina diaria. Cuidarse a una misma es tan importante, o más, que cuidar al planeta. Y se vuelve imperativo si tienes un trabajo sedentario.

Es lo que pasa cuando pasas más de 8h diarias delante de una pantalla.

Lo primero que hay que tener en cuenta, es descansar la vista moviendo los ojos con movimientos lentos:

A parte de moverte de vez en cuando y beber agua, hay algunos ejercicios para las cervicales que van bien para evitar las contracturas en esa zona, si se coge el hábito de hacerlos a diario. Te los ilustro en 6 pasos:

 

6 ejercicios para las cervicales que te ayudan a evitar la contractura en esa zona

 

Primero empezaremos moviendo la cabeza con movimientos laterales

Siguiendo esta base, haremos ejercicios parecidos, pero con un movimiento de cabeza circular.

Ya ves que son simples. Solo llevan 10 minutos al día, pero debo recordarte que estos ejercicios son meramente ilustrativos. Están exagerados para que el dibujo se entienda, pero es importante que no fuerces ni lleves al extremo los giros de cabeza. También es recomendable hacerlos con un pañuelo o toalla fina alrededor del cuello. No olvides siempre, siempre, siempre, preguntar y asesórate con un médico o especialista antes de hacerlos por tu cuenta. Es tu responsabilidad.

Yo transformo estos ejercicios para las cervicales en momentos de mindfulness/yoga/meditación. Llámalo como quieras. Pero son minutos que me dedico a mi misma y me escucho. Minutos que, acompañados de una vida activa y un rato de natación a la semana, forman parte de mi forma de cuidarme. Me ha costado, pero he entendido que solo si yo estoy bien, podré estar bien en todo lo demás. Família, amigos, trabajo…

¿A que sí? ¿También te pasa que te sientes contracturada por tener un trabajo sedentario?

Cuéntame en los comentarios, que me encanta leerte.