Cada diciembre soy de las que evaluan cómo ha ido el año. Pienso en cómo lo empecé, en cómo estoy en esos momentos, en lo que conseguí y en lo que no. Y con estos últimos, me hago una lista mental tachando los que ya no me interesan y remarcando los que sí. Entonces, a estos por los que quiero seguir luchando, los reprogramo convirtiéndolos en nuevos propósitos para el año siguiente. 2016 fue un buen año para mi y te digo por qué:

Mis éxitos de 2016

  1. Dí visibilidad a mi proyecto de servicios de diseño e ilustración. Por ello, os doy un infintio ¡GRACIAS! a todos los que habéis apostado por mis productos este año pasado. Me ha hecho tremendemanete feliz. En serio. Y lo escribo así, en mayúsculas, porqué mayúscula es mi emoción al estar aposentando cimientos y construyendo una base sólida en mi propio proyecto. Una muestra de ello son los trabajos que he ido desarrollando durante el año y que voy actualizando en mi portfolio.

    Esta es Èlia retratada por mi como agradecimiento de todo el trabajo hecho en Business Craft y que fue todo un éxito para mi proyecto y su despegue.

  2. Apuntarme a Business Craft. Este punto debería ser un objetivo, reto o tarea, pero lo considero un éxito porqué grácias a él, pude conseguir el punto anterior. En serio, no quiero hacerme pesada, pero no me consaré nunca de agradecerle a Èlia de The Craft Academy toda la información que nos facilitó (que vale oro), la experiencia que nos permitió vivir (que eso es impagable) y sobretodo, todo el mogolllón de tiempo que nos dedica, para que nosotros podamos convertir nuestro sueño en una realidad. Eso realmente es un tesoro que no voy a soltar jamás de los jamases.

El año pasado, de pura casualidad, vi en Instagram un post que preguntaba «¿Quieres convertir tu hobby en un negocio?» y por sorpresa mía, clique sin pensármelo dos veces. Yo, que soy doña preguntas e inseguridades. Mi abuela hubiera dicho que eso es que tocaba, que tocaba vivirlo. Así que aproveché mi ímpetu y en horitas ya estaba apuntaba. Y ostras, tu, ¿sabes que no me arrepiento de nada? Ha sido un dinero muy bien invertido.

Aún me queda mucho trabajo por hacer, pero los cimientos están allí. Aguantando para seguir creciendo. El 9 de febrero empieza la 3ª edición y si tu también te sientes identificada/o con esto que te cuento, escríbeme y te doy acceso gratuito al primer módulo. De esta forma, verás que el contenido es realmente útil y te puede servir de mucho. Además, te dejo un vídeo que resume lo vivido en la jornada que hicimos para desvirtualizarnos y conocernos, como colofón de la 2ª edición.

Como te he dicho, no todo es pan comido y aún queda mucho por hacer. El contenido de este trainning online es muy valioso, pero como todo, cuesta un esfuerzo. Y mi esfuerzo básicamente es poder encontrar el tiempo para dedicarle y conseguir conciliar el tiempo laboral con el familiar. Así que, a parte de comer saludable e ir al gimnasio, te dejo aquí mi lista de propósitos de año nuevo. La pongo por escrito, porqué así me esforzaré en cumplir todos los objetivos, que si se quedan en mi cabecita, ya me conozco yo que para final de año, se me habrán olvidado todos:

Propósitos para 2017

  1. Planificarme: Ya llevo algunos añitos haciendo las cosas al tuntún y eso no es bueno porqué pierdo el tiempo y me bloqueo si me salen imprevistos. Luego veo mi lista de tareas incumplidas y me desanimo. Así que me aplicaré y planificaré cada tarea que tenga que hacer. Sólo así podré tener margen a urgencias y tendré capacidad de reacción. Con estos aspectos, siempre bien claros en la cabecita, seguro que iré mejor.
  2. Dormir: Es una consequencia del punto anterior. Ir sobre la marcha está bien porqué te permite vivir el día a día, pero cuando no planificas unos horarios de tareas, el tiempo se pasa volando y más para alguién perfeccionista como yo. Hasta que no quedo totalmente satisfecha con lo que hago, no paro, así que mis horas se esfuman como por arte de magia. Consecuencia de esto: que estoy de mal humor y que le quito horas a mi tiempo libre y de família. Y en eso ya he tocado fondo y digo desde ya que no. Hay horas para trabajar, horas para descansar y horas para disfrutar. Así que toca distribuirme mejor.
  3. Currar: Aunque haya horas para todo, currar es muy importante para poder continuar con éxito mi proyecto. Así que trabajando al máximo aplicando la planificación hecha y durmiendo lo que corresponde para tener la mente clara y activa, mi proyecto rodará casi solo.

¿Cómo lo ves? ¿Me ves capaz? Ahora que estamos a punto de terminar el mes de enero y me he dado el lujo de relajarme un poco, tengo 11 meses para aplicarme y no abandonar. Espero conseguirlo. Si tienes cualquier consejo que darme, será bienvenido. Pero ahora cuéntame, ¿cuáles son tus propósitos para este año? ¿Qué haces para cumplirlos?